Chatea con nosotros para suscribirte
Beauty

SAUVAGE ELIXIR: LO NUEVO DE CHRISTIAN DIOR

POR CAMILA LAGOS - noviembre 15th, 2021

Entre extremos, con la pureza de una luna roja y con la densidad de la noche. Así, se concibe la nueva fragancia de Christian Dior: Sauvage Elixir. Un eau de parfum que concentra la magia de una forma espirituosa, que se aventura con determinación hacia límites desconocidos. Mismos son explorados con una audacia sorprendente, inesperada y, sobre todo, envolvente. Arrasando con todo a su alrededor, la poción amplía las fronteras con notas hechizantes que concentran la lavanda más pura de los jardines de Monsieur Dior y el cítrico más impetuoso caracterizado por el pomelo. A la vez, dejos de canela y nuez moscada irrumpen en la calidez de la madera para crear un tono licoroso, donde lo salvaje se mezcla con un frescor sensual e hipnotizador.

Sauvage Elixir es una composición interpretada con precisión” comentan desde la maison que, mediante su perfumista, François Demachy propone un reto de potencia nunca visto. Una fragancia que se resume en un licor fuerte, denso e inmediato, en el cual queda al descubierto el trabajo orquestal de Demachy. Así, acordes frescos de intensidad explotan en cada vaporación, donde las notas amaderadas y especiadas se concentran bajo la masculinidad de Dior. Sin embargo, y a pesar de la densidad de la fragancia, esta evita la pesadez, sintiéndose liviana, como flotando a través del viento. Y con cinceladas que revelan una nueva elegancia, el eau de parfum es fiel al alma de Sauvage. Aunque ahora, se renueva la profundidad de la noche y la luna roja, creando un elixir que atesora los excesos en un cristal tan azul como ocaso y tan brillante como las estrellas.

Cortesía de Dior 

En un formato único de 60 ml., la fragancia se devela como un sortilegio que a medida que avanza la noche encanta con la magia de las especias. Canela, nuez moscada, cardamomo y un Absoluto de Ron de la Martinica componen el corazón de Sauvage Elixir. Una mezcla cítrica y aromática que es respaldada por la energía vigorizante de la lavanda. En este punto, la fragancia alcanza su cumbre y el frescor inicial se torna hacia la intensidad, pero una intensidad matizada por los encantos de Dior. Nyons AOP es el ensamble que cincela esta esencia. Una excepción que viaja desde los pre-Alpes provenzales para unificarse con el ámbar de la madera. De esta forma, lo cítrico, lo floral y la calidez amaderada liberan dejos de tabaco rubio que, en el fondo, son realzador por el regaliz y el Vetiver de Haití.

Anudado por un maridaje terroso, sensual y masculino, la fragancia se convierte en el compañero ideal para que aquellos hombres que llevan la esencia Sauvage. Almas salvajes, solidas e intensas que no temen a lo desconocido y que exploran su alrededor con la nobleza determinante de la vida. Un manifiesto de singularidad y un concentrado de misterio. Mismo que se desnuda en cada vaporización y que en el fondo de su frasco azul juega con la luz como un lobo bañándose bajo la luna.

Cortesía de Dior

 

 

 

 

 

Share

0