Chatea con nosotros para suscribirte

CAMERON DALLAS FOR ISSUE

CAMERON DALLAS FOR ISSUE

Roberto Torres - abril 11th, 2021

Influencer por definición. Con solo 26 años, Cameron Dallas se mueve haciendo videos en redes sociales, protagoniza películas, se fotografía en revistas, lanza productos con su imagen, tiene un disco que se puede escuchar en Spotify y las mujeres lo adoran. Tiene el futuro a su disposición y para comérselo con las manos.

Es muy probable que si no bordeas la adolescencia no sepas quién es Cameron Dallas. Y no te sientas culpable. Acá solo queremos instalarte dentro del mapa conceptual de celebridades nacidas bajo esa inabarcable y siempre extraña constelación aparecida a partir de las redes sociales. Y es que Cameron Dallas, quien nació en California en 1994, descubre la fama después del simple ejercicio de subir videos cortos haciendo piruetas graciosas y malabares –algunos de misterioso gusto– en una aplicación llamada Vine, que vendría siendo la antesala de Snapchat, que, a su vez, es la prehistoria de TikTok. Todo esto ocurrió mientras trabajaba como cajero en la tienda Aéropostale, donde lo terminaron despidiendo, porque francamente no sabía dar bien el vuelto. Pero las vueltas de la vida son infinitas e inimaginables. Años después, la propia marca lo invitó a diseñar una colección de ropa y actualmente es protagonista de las primeras filas en los desfiles de Calvin Klein. Esto, a partir de los ‘likes’ y de aumentar el número de seguidores. Ni más ni menos. Con más de 21 millones de followers, destacan sus variados videos, entre los cuales se puede ver donde, literalmente, succiona a un amigo con la aspiradora, o donde lanza un saco de dulces a una chica que intenta subir una escalera, o probando colchones en una tienda saltando de uno en uno. Y así. No necesita más. Salvo carisma, claro. Juventud, por cierto. Y un notorio público contemporáneo adicto a las pantallas touch de sus smartphones.

Ganador de al menos tres Teen Choice Awards, protagonista de películas de dudoso alcance y calidad, porque, sabemos, la excusa es solo verlo a él, y asistente de los más célebres Fashion Week que se realizan en las grandes capitales, marcando un hito en Milán, donde generó tanta expectación que un grupo no menor de adolescentes se agolpó -celular en mano, faltaba más- afuera de donde ocurría el espectacular desfile de Calvin Klein, gritando por su ídolo, con lágrimas en los ojos y una gran desesperación arrebatada. Tan renacentista es Cameron que, incluso, incursionó en la música. El 2020 lanzó un disco llamado “Dear Scarlett” y algunos singles sueltos años antes, como la canción ‘She bad’, cuyo fraseo dice: “A ella le gusta la festa, ella sabe que es mala”, todo en una suerte de melódico reggaetón y que, al momento de lanzarla, fue trending topic en Twitter. Pero el diseño de ropa no se quedó en la anécdota con Aéropostale. El propio Cameron Dallas quiso crear su peculiar línea de productos. Todo pensado para la adolescente que lo sigue fielmente y le manda emoticones de amor por las redes sociales. Se trata de pijamas con su nombre dentro de un corazón y carcasas para celulares donde Cameron exhibe sus abdominales, entre otros. Toda una revolución. Y, sinceramente, no sabemos qué le deparará el destino, aunque la simpatía y belleza las tiene a su favor.

Fotografías SHANE MCCAULEY
Edición de moda SEPPE TIRABASSI
Texto CARLOS LOYOLA LOBO

 

Share

Editor´s choice

  • CAMERON DALLAS FOR ISSUE
  • CHANEL MAKEUP SS20: DESERT DREAM
  • ANIMALS BY BOUCHERON
  • LA CLASE DE BARBOUR

Recommended