Chatea con nosotros para suscribirte
Woman

LOOKS MONOCROMÁTICOS: UN CLÁSICO QUE NO PASA DE MODA

Por Camila Lagos. - abril 1st, 2021

Los looks monocromáticos son un clásico atemporal donde dominan los outfits totalmente negros o blancos. Estilos de alto impacto que unen la sofisticación de estos colores en piezas que solo comparte el ser de un mismo color, pues sus tonalidades, materiales y formas pueden ser diferentes. Un arte dominado por pocas personas, pero que cada vez cuenta con más adeptas y adeptos.

¿Total black? o ¿Full White? La elección puede ser un poco complicada y en especial, si se trata de estilos clásicos que no fallan y que representan un básico en el closet, siendo un salvavidas para cuando no sabemos qué usar. Una oferta cromática simple y minimalista que permite jugar con las texturas de las prendas sin arriesgar el éxito de los outfits. Sin embargo, las tendencias actuales y la prevalencia de colores como los lavanda, amarillos, verdes y naranjos nos invitan a atrevernos y a destacar nuestros looks, saliendo de los tradicionales blancos y negros, mientras que nos aventuramos en el divertido y multifacético mundo del color.

Una tendencia que en 2019 se alejó de su neutralidad para abrirle paso a Max Mara que presentó vibrantes looks amarillos, celestes y purpuras que se apoderaron de calles y pasarelas, tal como lo hizo Versace en su colección FW21 con vestidos, medias y zapatos en una misma tonalidad, mientras que Balmain, contrastó y complementó sus trajes de otoño-invierno 21 de un solo color a través de sus accesorios. Por su parte, Bottega Venetta en su show SS21, se expresó mediante siluetas totalmente monocromáticas con fuertes y llamativos verdes y rojos en contraste con los tonos pastel predominados por la gama de los salmón y lilas.

Cortesía de Bottega Veneta 

Looks clásicos y atrevidos que conquistan el street style con un estilo único y minimalista que permite jugar con las texturas y los contrastes para darle un toque diferente a los outfits monocromáticos, llenándolos de la sofisticación y el poder moderno. Una fuerza que ha sido incrementada por el internet y las redes sociales que se han visto inundadas por los conjuntos de un solo color que, con estética de finales de los 90 y principios de los 2000, dejan entrever una nostalgia por la década del pop.

Cortesía de Balmain

Share